Bibliadetodos

Nunca Dejes de Amara a Dios

¡No dejes nunca de amar a Dios!.

Empezamos esta semana con una serie que he llamado «7 días para fortalecer tu fe». ¡Deseo que estos mensajes sean de gran bendición para tu vida, mi querido(a) amigo(a)!

Hay una película cristiana que vi hace algún tiempo, y que impactó y alentó mucho mi fe. Es la película «Facing the Giants» (en español recibe el nombre de «Gigantes hacia la victoria»). En una escena se ve cómo la mujer del personaje principal acude a una cita médica. Tras varios intentos, ella espera esta vez por fin estar embarazada, pero el veredicto del médico vuelve a ser de nuevo negativo.

Se puede leer en las lágrimas de esta mujer la enorme tristeza que le trae esta noticia. Pero en medio de su pena ella alza los ojos al cielo y pronuncia estas palabras llenas de significado: «¡Seguiré amándote, Señor! ¡Seguiré amándote!»

¡Esta fe tiene tanto valor a los ojos de Dios! Es la fe que dice: «No entiendo el por qué, Señor, y me duele, me duele profundamente; pero sea lo que sea, permaneceré fiel a ti. ¡Seguiré amándote y sirviéndote, Jesús!» Es la fe que nos dice que amamos a Dios por lo que es ante todo, y no por sus bendiciones.

Hoy, querido(a) amigo(a), aunque quizá no entiendas el por qué de muchas cosas, ¡sigue amándole! Continúa agarrándote a Él. ¡Él está cerca de ti y actúa a tu favor!

Te quiero invitar a meditar sobre este magnífico pasaje de las Escrituras a lo largo del día de hoy. ¡Deseo que sea de gran aliento para tu vida!

«Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar» (Salmo 46:1-2).

Gracias por existir,