Bibliadetodos

¡No te afanes!

¿Te consideras una persona productiva? A mí me encanta intentar aprovechar mis días al máximo, y también formarme.

Además de mis tareas, siempre que puedo, escucho resúmenes en audio y leo libros sobre productividad, economía, organización, economía, creatividad… ¡Me encanta formarme al máximo en todas las áreas posibles! Pero a veces es cierto que, si no me controlo, puedo acabar quemándome con todas las actividades del día a día, ¡sobre todo ahora que tenemos a nuestra pequeña Eva Grace!

Muchas veces vamos a mil por hora por la vida, y podemos caer en una espiral destructiva si no somos cuidadosos. Es por eso que la Biblia nos dice: “Por nada estéis afanosos…” (Filipenses 4:6). ¡Los afanes son realmente malos! De hecho, analiza conmigo esta selección de versículos:

  •  “…mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan(2 Tesalonicenses 3:12)
  • “… que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado” (1 Tesalonicenses 4:11)
  • “El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad” (Efesios 4:28)

¿Qué es lo que te inspiran estos versículos? A mí me inspiran tranquilidad. Son una invitación a trabajar de una manera reposada, sin agobios, sin estrés, y a buscar bendecir a los demás con el fruto de nuestro trabajo. Me transmite paz, orden, responsabilidad, equilibrio, generosidad… ¡Es precioso!

Mi querido(a) amigo(a), Dios desea que disfrutes del trabajo que realizas. ¿Sientes esa paz, tranquilidad, equilibrio… a la hora de trabajar? ¿Qué cambios crees que podrías hacer para que tu trabajo sea más tranquilo y edificante? Pídele al Señor que te dé sabiduría, para que puedas así saber qué pasos tienes que dar.

Eres precioso(a) para Dios