Bibliadetodos

Atraviesa la cortina de humo…

En cualquier área de nuestra vida, siempre el primer paso es el más difícil. Es ese primer paso el que nos lleva a confrontar nuestros miedos internos: el miedo a ser juzgados, el miedo a hacer el ridículo, el miedo a fracasar, el miedo a que nos suceda algo malo…

Recuerdo cuando empecé a hablar de Jesús a otras personas. Siempre que quería empezar a hacerlo, mi mente se llenaba de imágenes negativas. Me imaginaba que las personas iban a reírse de mí, insultándome, rechazándome, o simplemente pasando de largo sin hacerme ni caso. Puedes imaginarte de dónde venían esos pensamientos, ¿verdad?

El miedo siempre crea los peores escenarios posibles en nuestra mente, para que así no nos atrevamos a dar ese primer paso. Lo más interesante es que cuando empecé a hablar de Jesús con los demás, su reacción fue muy diferente a lo que esperaba.

Me di cuenta de que, salvo algunas excepciones, la mayoría de la gente está abierta a hablar de Dios, y de hecho muchos lo agradecen. El miedo en mí estaba distorsionando la realidad, creando una cortina de humo para asustarme y paralizarme, pero en el fondo no era más que eso: humo. Y cuando di el primer paso, todas esas mentiras empezaron a esfumarse.

La Biblia dice: “resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7). Cuando resistes todos esos miedos y mentiras que vienen a tu mente, y decides dar un primer paso en fe, ¡el enemigo sale huyendo!

Mi querido(a) amigo(a), ¡no te dejes paralizar por las mentiras de las tinieblas! Cada paso que decides dar, te acerca más a la victoria, y a las promesas de Dios para tu vida.

¿Cuáles son los miedos que gobiernan tu vida a día de hoy? Te invito a que inviertas un par de minutos en oración, mientras piensas en ello, y a que tomes la resolución de dar hoy mismo un primer paso en alguna de esas áreas. ¡Verás lo bien que sienta!

Eres un regalo de Dios para mi vida