Bibliadetodos

¿Quieres un consejo?

¿Alguna vez te han dado un mal consejo? Todos necesitamos consejo en diferentes ocasiones. La Biblia, de hecho, dice que “en la multitud de consejeros está la victoria” (Proverbios 24:6). Pero es importante asegurarnos de que se los pedimos a las personas adecuadas.

Roboam, hijo de Salomón, iba a ser proclamado rey de Israel tras la muerte de su padre. El pueblo se reunió con él y le pidieron que aliviase la carga de servidumbre que Salomón había puesto sobre ellos. Roboam pidió consejos a los ancianos que sirvieron a su padre, y estos le repondieron: “Si te condujeres humanamente con este pueblo, y les agradares, y les hablares buenas palabras, ellos te servirán siempre” (2 Crónicas 10:7). ¡Ese era un buen consejo!

Sin embargo, Roboam decidió seguir el consejo de sus amigos de la infancia, unos jóvenes impetuosos que le recomendaron amenazar al pueblo con más opresión y servidumbre que la que les impuso su padre. ¡Grave error! La consecuencia de ello fue que el Reino de Israel se dividió, y solo 2 tribus de las 12 se quedaron con Roboam.

Querido(a) amigo(a), una mala decisión puede afectar tu destino para siempre. Es por ello que es tan importante buscar consejo en las personas adecuadas, y sobre todo buscar siempre el Consejo de Dios en oración. ¿Te gustaría pedir Su guía ahora? “Señor, gracias porque estás conmigo y porque me guías. Te pido que me ayudes a discernir qué es lo que quieres que haga en cada momento, y que me ayudes a conectar con personas que me puedan dar consejos acertados que sean según Tu corazón. Pero sobre todo, ayúdame a escucharte a Ti, y a seguir todo lo que me digas de hacer. En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”