Bibliadetodos

Quien es el Malo de la Película

A veces cuando veo series o películas he de reconocer que me enfado un poco, sobre todo cuando veo escenas en las que se cometen injusticias. ¿Te pasa ti también?

Una de las cosas que más me irrita es cuando los malos de la película preparan un complot contra el protagonista, con la idea de acusarlo de algo que no ha hecho, y que así todo el mundo crea es culpable. No lo puedo evitar, cuando veo una escena así, ¡me arde la sangre! Lo único que me hace seguir viendo la película es la curiosidad de ver cómo el bueno consigue darle la vuelta a la situación

La naturaleza del enemigo es precisamente esa: mentir, acusar y distorsionar la realidad. Es especialmente hábil para torcer la verdad y tratar de culpar a Dios de cosas que no ha hecho, para intentar mostrarle como si fuese el malo de la película.

La Biblia dice: “Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él” (1 Juan 1:5). Fíjate en lo que dice este pasaje: No hay “ningunas” tinieblas en Dios. El enemigo quiere atacarte con enfermedades, con pobreza, con angustia, con miedo… y lo peor de todo es que quiere hacerte pensar que es Dios quien está detrás de todo ello. Pero no, no es así. Ninguna de esas cosas provienen de Dios, sino que son de las tinieblas. ¡Dios es bueno, no hay nada malo en Él!

Dios es tu buen Padre, y Él desea llenarte de Su bendición en todas las áreas de tu vida.

¿Quieres orar conmigo? “Señor, gracias por alumbrar mi vida con Tu Luz. Ayúdame a nunca dejarme engañar por el enemigo ni a creer que eres el culpable de lo malo que me ocurre. ¡Gracias porque en Tu Nombre tengo bendición y victoria! En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

Tags :