Bibliadetodos

Preservando la simiente de salvación

DESCARGAR
PRESERVANDO LA SIMIENTE DE SALVACIÓN Gn. 6:1 - 22
OBJETIVO:
Observar como Dios en medio del juicio para la destrucción del hombre por su maldad, preserva su simiente de salvación.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.” Génesis 6:8.
TEMA:

En nuestra clase de hoy hablaremos de que cada vez había más personas que no querían vivir de acuerdo a los mandamientos de Dios ni tampoco querían obedecerlos. También hablaremos de los preparativos para un viaje en barco que haría de Noé con su familia.

En este pasaje de la Palabra de Dios nos habla que los hijos de Dios empezaron a descuidar su relación con Dios y a formar familias con mujeres que no amaban a Dios. Después ellos no enseñaron a sus hijos a obedecer a Dios y sus mandamientos, como consecuencia de esto, la relación de las personas con Dios se fue dañando y la maldad, así como el pecado fueron aumentando rápidamente.

Cuando el SEÑOR vio que la gente sólo pensaba en hacer lo malo y en practicar el pecado, se entristeció mucho y le dolió en su corazón haber creado a las personas. De todas las personas que había en el mundo, sólo Noé y su familia eran obedientes a Dios y mantenían una relación diaria con él.

Ellos agradaban a Dios con sus actitudes, palabras y acciones. Noé tenía tres hijos que se llamaban Sem, Cam y Jafet. Así que el SEÑOR le dijo a Noé que destruiría a todas las personas y todos los animales que había creado. Pero, el SEÑOR hace un pacto con Noé y le promete que se salvará él con sus tres hijos y sus familias, para preservar a los descendientes de Adán. Recordemos que de los descendientes de Adán y Eva nacería Jesucristo nuestro Salvador y así cumplir el plan de Dios de vencer a Satanás.

Dios le da a Noé instrucciones precisas para que construya un gran barco o Arca y le da las dimensiones que debe tener en el exterior y de cómo va a ser en su interior. El propósito de esa arca, no sólo era el de salvar a Noé y a su familia, también viajarían en ella una pareja de animales de cada especie, también de aves y de reptiles, porque Dios iba a inundar la tierra con un diluvio para destruir a todos los seres vivos. Un diluvio es una lluvia muy abundante y que dura muchos, muchos días, por lo que el agua se va acumulando y provoca inundaciones. Porque en la tierra no hay un hoyito por donde se vaya el agua.

Noé no entendía porque el SEÑOR le pedía que hiciera ese gran barco, pues él no conocía lo que era la lluvia. Pero Noé escuchó la voz de Dios y lo obedeció e hizo todo lo que Dios le mandó; y construyó el arca de acuerdo a las instrucciones que le había dado el SEÑOR. En el arca también guardó el alimento necesario para todos los pasajeros de este viaje en barco, tanto de personas como de animales.

¿Quieres poner tu fe en Jesucristo para subir y viajar en el arca de la salvación?

Tags :