Bibliadetodos

¡Necesitas un “Faith shield”!

¿Has visto esas pantallas que muchas personas llevan en la cara para protegerse del coronavirus?

El nombre que reciben en inglés es Face shield (“escudo para la cara”), y consisten en una pantalla de plástico que cubre toda la superficie de la cara. De esta manera, si algún virus es arrastrado en nuestra dirección, se queda pegado en ese escudo, impidiendo que llegue a nosotros y que nos infecte.

La Biblia dice: “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16). Sí, querido(a) amigo(a), la fe es ese escudo que nos protege, que impide que las mentiras del diablo lleguen a nosotros y que nos infecten.

“Pero, ¿cómo me puede proteger mi fe?”, te preguntarás. Para ello es necesario que la pongas delante de ti, y que la sujetes con fuerza, como un soldado hace con el escudo. Cada vez que te venga una mentira del enemigo, tienes que bloquearla con la verdad de Dios, aferrándote a ella por medio de la fe. ¿Te vienen pensamientos de que Dios te ha abandonado? Resístelos con la verdad de Dios está contigo todos los días, hasta el fin del mundo (Mateo 28:20). ¿Te vienen pensamientos de acusación? Resístelos con la verdad de que Dios te ha perdonado y limpiado de toda maldad (1 Juan 1:9)… y así con todo. ¡Pon tu fe delante de ti, y dejarás atrás las mentiras del enemigo!

Vamos a orar: “Señor, ayúdame a poner el escudo de la fe delante de mí a cada instante. Quiero bloquear todas las mentiras del enemigo y cambiarlas por Tus palabras de verdad. ¡Que Tu Nombre sea levantado en mi vida, Señor, Dios mío! En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

Sigue peleando la buena batalla de la fe, querido(a) amigo(a). ¡En Jesús tienes la victoria asegurada!