Bibliadetodos

Los Limites de Dios

DESCARGAR
LOS LIMITES DE DIOS Gn. 9:1-28
OBJETIVO:
Identificar los límites establecidos por Dios, para salvaguardar su promesa: Génesis 3:15.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros”. Génesis 9:8
TEMA:

En nuestra clase de hoy hablaremos de los límites que Dios puso al hombre dando instrucciones precisas a Noé y a su familia, después del largo viaje que tuvieron en el arca de salvación.

Después de que descendieron todos los pasajeros del arca el SEÑOR les da una bendición. La bendición de Dios es un beneficio para nosotros, que nos prepara para cumplir con su propósito de glorificarlo. En esta ocasión la bendición para Noéy sus hijos fue la misma que les dio a Adán y a la mujer cuando los creó. El SEÑOR les mandó que se multiplicaran y tuvieran muchos hijos, y así continuar con la promesa de salvación a través de la descendencia de Noé y obtener la victoria sobre la serpiente espiritual.

El SEÑOR le dice a Noé que en su alimentación además de comer plantas verdes y legumbres, ahora podían comer carne de animales, pero no podían comer ningún animal vivo.

Debido a que el pecado quedó en la naturaleza del hombre el SEÑOR puso reglas o limites sobre el comportamiento de las personas para evitar la violencia. Él SEÑOR ordenó que una persona no debía matar a otra persona, porque Dios creo a los seres humanos a su imagen.

Dios también estableció un límite a su ira en contra del hombre, e hizo un pacto o promesa a Noé y a sus hijos, esta promesa incluía también a todos los animales que habían viajado en el arca. Este pacto se extendería a los desencintes de todos los seres vivientes.

Este Pacto del SEÑOR no era un pacto que durara poco tiempo, es un pacto perpetuo, es decir, eterno.

La señal del pacto que el SEÑOR dio a Noé y a sus hijos era un arco puesto en las nubes. Este arco es un recordatorio continuo de que Dios no volverá a destruir a los seres vivos con un diluvio de aguas. A nosotros este arco nos recuerda la misericordia del SEÑOR.

La Palabra de Dios nos enseña que el SEÑOR limita su bendición y la da a quien Él quiere. De los tres hijos de Noé, el SEÑOR escoge a Sem como la familia por donde vendría Jesucristo nuestro Salvador.

Sem y Jafet recibieron bendición de parte de su padre. En cambio, Cam, el hijo menor de Noé, en lugar de recibir una bendición de parte de su padre, recibió una maldición y tuvo que enfrentar las consecuencias de su pecado por no haberlo honrado y respetado.

Tags :