Bibliadetodos

La señal del pacto

DESCARGAR
LA SEÑAL DEL PACTO Gn. 17:1-27
OBJETIVO:
Reconocer aquella circuncisión, que ha dado identidad al pueblo de Dios por todas las edades. (Col. 2:11-14).
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Génesis 17:7
TEMA:

En la clase pasada aprendimos que como el SEÑOR afirmó la promesa del pacto con Abram. Dios estableció la circuncisión como señal o sello de su pacto con Abram y su descendencia. Después de que nació Ismael, pasaron muchos años, Abram ya era muy viejo y el SEÑOR se le apareció nuevamente y le habló, se identificó ante Abram como “el Dios todopoderoso”, es decir que para Él nada hay imposible.

El SEÑOR se presentó así porque iba a reafirmar su promesa a Abram de darle una descendencia muy grande, sin importar que estuviera muy viejito para tener hijos. Además, a esta promesa le agregó que de su descendencia saldrían reyes y naciones. Por eso cambio el nombre de Abram por el de Abraham, este nuevo nombre significa “Padre de multitudes”, y a Saraí le cambio el nombre por el de Sara que significa “princesa”.

Para recibir la promesa del SEÑOR Abraham debía ser obediente a su Palabra y tener un estilo de vida que sólo le agradara a Dios.

Para sellar el pacto con Abraham el SEÑOR estableció la circuncisión. La circuncisión era una señal o marca física que debían tener todos los que creían y aceptaban a Dios como su SEÑOR y así formar parte del pueblo escogido de Dios. Dios también le dijo a Abraham que él y todos sus descendientes debían obedecer este pacto que nunca se acabaría. Esta señal representaba hacer un corte con el pecado y era para recordarles a todos, las promesas de Dios

En el tiempo de Abraham esta señal era algo físico y sólo era para los varones y el que no cumpliera con las condiciones del pacto, no participaría de los beneficios de ser parte del pueblo de Dios.

Ahora la señal del pacto o la circuncisión que muestran que somos parte del pueblo de Dios es para todos, hombres y mujeres, y la hace el Espíritu Santo en nuestro corazón cuando ponemos nuestra fe en Jesucristo y lo recibimos como Señor y Salvador de nuestra vida y nos aparta del pecado.

El SEÑOR también le dijo a Abraham que en poco tiempo él y Sara tendrían un hijo y le llamarían Isaac.

A través de los dos hijos de Abraham, se cumpliría la promesa del SEÑOR, de darle una descendencia muy numerosa, y de los dos haría una gran nación. Pero su pacto eterno seria con Isaac, el hijo que tendría con Sara.

Tags :