Bibliadetodos

La Enemistad de Las Simientes

DESCARGAR
LA TRÁGICA HISTORIA DEL ENDURECIMIENTO Gn. 4:16 -6:32
OBJETIVO:
Reconocer nuestra simiente, identificando sus características en nuestras vidas.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.” Gn. 5:24
TEMA:
En nuestra clase de hoy hablaremos de las dos familias que formaron los hijos de Adán. En las dos generaciones podemos ver características diferentes, una fue siguiendo la línea de Satanás y la otra la línea de Cristo.

Después de que Caín mostró que su forma de actuar y sus obras, eran malas, se alejó de la presencia de Dios, por lo tanto, cuando los hijos de Caín empezaron a formar familias y ciudades, ellos vivieron totalmente separada de Dios, haciendo lo que era contrario a sus mandamientos.

En la descendencia de Caín apareció el primer constructor de tiendas. Además, la Palabra de Dios nos menciona al primer criador de ganado y al primero de los músicos, así como al primero de los artesanos.

Con los descendientes de Caín el progreso de las artes y la tecnología aumentó mucho, pero de la misma manera aumentó el pecado, pues ellos tenían una vida sin Dios.

Adán y Eva tuvieron otro hijo que se llamó Set, él nació como un "reemplazo" para Abel. Todos sus descendientes de Adán a través de Set le creyeron a Dios y siempre fueron obedientes a sus mandamientos. De las familias que descienden de Set después nacería Jesucristo nuestro Salvador.

Aquí la Palabra de Dios nos explica que Adán y todos sus descendientes vivieron muchos años, pero todos ellos un día murieron.

La familia de Set empezó a invocar el nombre de Señor, agradando a Dios a través de su fe en Él.

De los descendientes de Set, se menciona a Enoc. Enoc mantenía una relación diaria con Dios y obedecía su Palabra. Su manera de actuar y la manera de hace las cosas eran de acuerdo a la voluntad de Dios.

Un día Enoc desapareció, porque el Señor se lo llevó vivo al cielo. Enoc no tuvo que morir para estar en la presencia del Señor para siempre.

Antes de que Dios se llevara a Enoc, él tuvo una familia y de su familia nació Noé. Noé al igual que Enoc mantenía una relación diaria con Dios y vivía agradándole y obedeciendo su Palabra.

Cuando nació Noé su padre, que se llamaba Lamec, dijo que Noé traería consuelo a la humanidad y quitaría la maldición que Dios le había dado al hombre.

A través de la vida de fe y obediencia de Noé, Dios reafirma sus promesas de bendición para cumplir con su propósito de salvación para los que ponen su fe en Jesucristo y obtener la victoria sobre la serpiente espiritual, que es Satanás.

¿Quieres poner tu fe en Jesús?

Tags :