Bibliadetodos

La batalla de la fe (Episodio 3: La captura, la victoria y la bendición)

DESCARGAR
LA BATALLA DE LA FE Gn. 14:1-24
OBJETIVO:
Ayudar al jóven a observar el contraste entre el destino de Lot y el de Abram.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“Bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo” Génesis 14:20
TEMA:

En nuestra clase de hoy hablaremos de la primera guerra que hubo entre los reyes poderosos del tiempo de Abram y como Abram con la ayuda de Dios obtuvo la victoria sobre estos reyes y recibió la bendición del Rey de Paz y Sacerdote del Dios Altísimo.

La Palabra de Dios nos habla de que en la región en donde vivía Abram y se inició una gran guerra entre dos grupos de reyes. En un grupo, eran reyes de ciudades que habían sido conquistadas y eran dominadas por un rey que era muy poderoso.

Una de la ciudad dominadas por este poderoso rey era Sodoma, que era la ciudad en donde vivía Lot, el sobrino de Abram. Pero este rey que era muy poderoso derrotó nuevamente a estas ciudades y capturó a varias personas, con sus familias y todas sus posesiones.

Recordemos que Lot se fue a vivir cerca de Sodoma, pero después ya vivía dentro de la ciudad. Lot buscaba el beneficio que le podían dar las cosas temporales sin importarle que en esta ciudad los valores y el estilo de vida de sus habitantes estuviera en contra de los valores de la Palabra de Dios.

La actitud incorrecta que había en el corazón de Lot de obtener riquezas y comodidades de este mundo, lo alejó de Dios y quedó esclavo del pecado y del poderoso rey.

Cuando Abram se enteró que su sobrino había sido capturado, formó un pequeño ejército con sus sirvientes y persiguió a este poderoso rey y su gran ejército.

Con la ayuda de Dios, Abram obtuvo la victoria con este pequeño grupo de soldados y los valientes hombres que se unieron a Abram para salva a su sobrino Lot, a todos los que estaban prisioneros y a todas sus posesiones.

Después de la victoria de Abran lo reciben dos reyes. El rey de Sodoma que le ofreció a Abram las riquezas que había recuperado y el Rey de Salem llamado Melquisedec. El nombre Melquisedec significa “Rey de Justicia” y Salem significa “Rey de Paz”

Abran rechazó las riquezas que le ofrecía el rey de Sodoma, mostrando su confianza y dependencia en Dios, dando testimonio del poder de Dios en su vida y aceptó la bendición del rey-sacerdote Melquisedec, que también servía al único Dios verdadero y quien reconoció que la victoria de Abram se la había dado el SEÑOR y Abram le entregó el diezmo de lo todo que había recuperado.

Tags :