Bibliadetodos

Gracia y Fe = Obediencia y Paciencia

DESCARGAR
GRACIA Y FE = OBEDIENCIA Y PACIENCIA. Gn. 7:1-24/8:1-22
OBJETIVO:
Observar como la Gracia y la Fe, se evidencian en la obediencia y la paciencia.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová.” Gen. 7:5
TEMA:

En nuestra clase de hoy hablaremos de los detalles del viaje de Noé y su familia en el arca de la salvación.

Después de que Noé terminó de construir el arca. El Señor le explicó que tenía que meter en el arca a los animales que viajarían con él y su familia. Noé obedeció a Dios siguiendo sus instrucciones. Recuerda que de todas las personas que había en el mundo en aquel tiempo, los únicos que tenían fe en Dios y obedecían su Palabra eran Noé y su familia, por eso Dios los salvó. En el arca también viajarían algunos animales silvestres y domésticos, reptiles y aves. Los animales entraron en el arca de dos en dos, así como el Señor le había ordenado a Noé.

Después Noé y su familia entraron en el arca y Dios cerró la puerta. Ahora Noé y su familia iniciarían un viaje en donde tendrían que ser pacientes y esperar las siguientes instrucciones del Señor. Poco tiempo después de que ellos entraron en el arca comenzó a caer la lluvia, y estuvo lloviendo por muchos días. Fueron cuarenta días y cuarenta noches. Cada día aumentaba el nivel del agua y rápidamente toda la tierra estuvo cubierta con agua. El arca se empezó a mover y a flotar sobre el agua. Noé, su familia y los animales estaban seguros dentro del arca.

El agua subió mucho, más alto que las montañas, por eso murieron todas las personas que rechazaron a Dios y se burlaban de Noé, también murieron todos los animales que no entraron al arca.

Un día dejó de llover, y todos los pasajeros del arca tuvieron que esperar con paciencia dentro del arca para que bajaran las aguas del diluvio. Las aguas del diluvio bajaron poco a poco, hasta que el arca quedó sin moverse sobre unos montes, pero todavía no podían salir, debían seguir esperando con paciencia hasta que el Señor le dijera a Noé cuando sería el tiempo apropiado y seguro para salir del arca.

Después de muchos días Noé abrió la ventana y envió a un cuervo y a una paloma para que le trajeran una señal que indicara que era seguro salir del arca. Después de un tiempo más de espera, la paloma regresó trayendo en su pico la ramita de un árbol. Eso indicaba que el agua había descendido por completo, pero Noé todavía tenía que esperar un poco más, hasta que el Señor le indicara que era seguro bajar del arca. Cuando al fin la tierra estaba completamente seca, Noé, su familia y todos los animales salieron del arca.

Noé dio gracias a Dios por haberlos mantenido seguros y a salvo de aquel diluvio. Dios tenía un plan para la vida de Noé, porque fue obediente y, él y su familia fueron salvados. Dios también tiene un plan para tu vida y está en su Palabra. Al igual que Noé debemos obedecerla y esperar con paciencia a que el plan de Dios se cumpla en nuestra vida.

Tags :