Bibliadetodos

El Perverso Intento del Corazón Humano

DESCARGAR
EL PERVERSO INTENTO DEL CORAZON HUMANO Gn. 10:1-32/11:1-32
OBJETIVO:
Ayudar al niño a observar la continua rebelión del hombre contra su creador.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“confundamos allí su lengua para que ninguno entienda el habla de su compañero”. Génesis. 11:7
TEMA:

En nuestra clase de hoy hablaremos que después del diluvio las familias de los tres hijos de Noé se fueron multiplicando y se esparcieron por toda la tierra, formando pueblos y naciones. La Palabra de Dios en este pasaje nos da los nombres de los descendientes de Sem, Cam y Jafet.

Primero nos habla de la familia de Jafet y nos explica como sus descendientes se multiplicaron y fundaron naciones, o ciudades en islas y en lugares a la orilla del mar.

Después nos habla de los descendientes de Cam, el hijo menor de Noé. Su familia también se multiplicó y también fundó muchas naciones y ocuparon mucho territorio.

Los descendientes de Cam, fueron muy poderosos, pero el que tuvo más poder en la tierra de todos los de esta familia fue Nimrod, su nombre significa “rebelde” o sea que es “desobediente”. En el corazón de Nimrod resurgió el espíritu de desobediencia que la serpiente sembró en el corazón de la mujer cuando estaba en Edén.

Nimrod quiso ser más poderoso que Dios y reinó en muchas ciudades, y en estas ciudades vivían personas que no obedecían ni amaban a Dios.

La ciudad donde Nimrod comenzó a reinar se llamaba “Babel” esta palabra significa confusión; y las personas que vivían en esta ciudad rechazaron el plan de Dios de darle la gloria a Él. Ellos no quisieron reconocer el poder que sólo pertenece a Dios, deseaban dominar a todas las naciones, así que comenzaron a construir una torre que fuera muy alta, como un monumento dedicado a ellos mismos, para que todos los pueblos reconocieran su poder, su fuerza y sus logros personales sin la ayuda de Dios.

En aquel tiempo sólo se hablaba un idioma, pero cuando el SEÑOR vio la actitud de rebeldía y la intención en el corazón de estas personas de querer ser más grandes que Dios, el SEÑOR les arruinó su plan y los dispersó, multiplicó los idiomas, confundiéndolos, pues nadie entendía lo que hablaban y no podían comunicarse entre ellos. También de aquí surgieron todos los idiomas que hoy conocemos y hasta muchos que no conocemos.

Los descendientes de la familia de Sem también se multiplicaron y fundaron muchas naciones, y ocuparon mucho territorio. De los descendientes de Sem, vino Heber, por eso el pueblo escogido de Dios se les llama hebreo y después vendría Abram quien continuaría como la familia por donde vendría nuestro salvador, Jesucristo.

Tags :