Bibliadetodos

¿Donde estas tú?

DESCARGAR
¿DONDE ESTAS TU? Gn. 3:1-13
OBJETIVO:
Responder al llamado de Dios, con respuestas dignas de Su misericordia.
VERSICULO PARA MEMORIZAR:
“Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?.” Génesis 3:8-9.
TEMA:
En nuestra clase de hoy veremos cuando el hombre y la mujer desobedecieron el mandamiento que Dios les había dado cuando los puso en el hermoso jardín de Edén. El jardín en donde vivían Adán y su mujer era un lugar en donde todo era bueno, por lo tanto, no había nada que pudiera dañarlos y ellos podían vivir sin miedo a que alguno de los animales los lastimara. Pero en una ocasión en que la mujer se encontraba sola, sin su esposo, uno de los animales que creó Dios se acercó a ella y le hizo unas preguntas. Este animal era la serpiente.

La palabra de Dios nos dice que la serpiente es, el diablo, también llamado Satanás, que se dedica a engañar a todo el mundo y así engañó a la mujer.

Las preguntas que la serpiente le hizo a la mujer tenían el propósito de hacer que ella dudara de la Palabra de Dios.

La serpiente le dijo a la mujer que era mentira lo que el SEÑOR les había dicho acerca del árbol del conocimiento del bien y del mal. que si comían morirían. La serpiente le dijo que no iban a morir, sino que en lugar de eso serían tan sabios como Dios y podrían conocer el bien y el mal.

La serpiente convenció a la mujer, ella observó el árbol y vio que su fruto era bueno para comer. Además, lo vio muy hermoso y pensó que era su oportunidad para conseguir la sabiduría. Así que siguió el mal consejo de la serpiente, tomó el fruto y comió.

Ella no pensó que nadie puede ser más sabio que Dios. La mujer no sólo tomó una decisión incorrecta al desobedecer a Dios el SEÑOR, sino que después le dio de comer a Adán.

Después de comer se dieron cuenta que habían hecho algo incorrecto y sintieron vergüenza, porque se dieron cuenta que estaban desnudos y quisieron corregir su falta cubriéndose.

Cuando Dios el SEÑOR estaba por el jardín llamó a Adán y él se escondió del Señor porque sabía que lo había desobedecido.

Pero al SEÑOR no podemos esconderle nada, y supo que el Adán había desobedecido su mandamiento.

Adán no aceptó su responsabilidad y culpó a la mujer, cuando el SEÑOR le preguntó a la mujer, ella culpó a la serpiente, le dijo al SEÑOR que la había engañado y por eso desobedeció.

Es muy importante que nosotros pasemos tiempo de comunión con el SEÑOR y su Palabra para no desobedecer sus mandamientos y así no ser engañados por Satanás, él adorna el pecado haciéndonos creer que lo malo es bueno.

El objetivo de Satanás es el de convencernos de hacer todo lo malo, lo que no agrada a Dios para deshonrar Su nombre y no reflejar su imagen.

Tags :